Saltar al contenido
SOLO CAMPING
Farol para acampada

Iluminación de acampada

Iluminación de acampada

La iluminación es uno de los factores que debemos de tener en cuenta cuando salir de acampada hablamos.
Si tus escapadas suelen ser de camping no tendrás muchos problemas, ya que siempre podrás contratar el enganche de luz e iluminar la parcela con cualquier bombillas, foco o lampara.
Para moverte por el camping de noche ya es otra cosa, ahí necesitaras linternas, faroles o frontales, que iluminen tus paseos nocturnos, aunque siempre podrás hacerlos de una formas mas romántica, dejando que sean las estrellas las que iluminen el camino.
El problema es cuando tu escapada es en plena naturaleza, ahí ya tienes que pensar en que tipo de iluminación quieres o cual vas a necesitar.
Para esas ocasiones puedes elegir entre luz a pilas, batería o batería con carga solar.
Por suerte hoy en día tenemos varias opciones que nos facilitan la experiencia y nos dan mas libertad.
Si es verdad que el hacer una ogera puede ser una opción, y no hay nada que pueda igualar esa sensación, pero la leyes forestales son muy estrictas con eso, y no siempre están permitidas dependiendo de la estación del año en la que nos encontremos.
Aquí te damos algunas para que puedas elegir, pero no son las únicas.

Luz principal o general

Es la luz que nos permite ver lo suficientemente bien para poder desplazarnos por la parcela o zona, permitiendo ver que hay a nuestro alrededor sin tener que cargar con ella.
Debe de ser una luz potente ya que por norma general la utilizaremos cuando se esconda el sol y es la que nos servirá para realizar tareas cotidianas como cenar, o compartir momentos de juegos o charla con quien nos acompaña.
Para este tipo de iluminación utilizaremos bombillas de bajo consumo, o iluminación led, ya que consumen poco y tiene una buena capacidad lumínica.
Podemos optar por la opción mas practica y económica que seria la de colgar una bombilla en el cenador, porche o avance de nuestra parcela a modo de lamparas de techo, como si se tratara de una lampara de casa tradicional, eso nos permitirá tener suficiente luz alrededor nuestra y tener una iluminación agradable.
También podemos elegir la iluminación por gas, en este caso necesitaremos una bombona de gas pequeña y un accesorio que se rosca en la bombona y emite una llama que esta protegida por un cristal la cual evita que se apague por culpa del aire a la vez que nos proteje de quemarnos con su llama, es una opción mas cómoda ya que no precisa de conexión a la red eléctrica, aunque ese también es su punto débil, no sabemos a ciencia cierta cuanta carga nos queda, pero eso si, nos da la libertad de poder trasportarla a cualquier parte. Emite una luz mas tenue, pero nos servirá igualmente y nos hará recordar nuestras acampadas cuando eramos pequeños.
Como no podía falta en los tiempos que corren, también hay hueco para la iluminación a batería, esta también nos da la libertad de poder usarla sin cables de por medio y tiene la ventaja, sobre la de gas, que no hay que tener ciertas precauciones al usarla ya que no queman y no se apagan solas salvo que se queden sin batería, la cual podremos recargarlas con energía solar si contamos con un cargador portátil con placas solares o bien de la forma tradicional, usando un enchufe.
Otra opción es la iluminación a pilas, pero es la menos aconsejable ya que suelen durar poco, y se suelen gastar incluso estando apagadas, quizás esta opción sea mas aconsejable para otro tipo de iluminación.